23 ene. 2012

MINISTERIO DE LA MUJER


I.           CUALIDADES DE LA DIRECTORA DEL MINISTERIO DE LA MUJER:
Identidad Moral:
              “Además escoge tú de entre todo el pueblo varones de virtud, temerosos de Dios, varones de verdad, que aborrezcan la avaricia.  Y Ponlos sobre el pueblo por jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez” (Éxodo 18:21).
              Buscad, pues, hermanos, entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos este trabajo. ( Hechos 6:3).
              “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé  ejemplo  de los creyentes  en palabras, conducta, amor, espíritu, fe  y pureza. Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina persiste en ella, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a  los que te oyeren. (1 Timoteo 4: 13-16).
Identidad Religiosa:
             “Palabra fiel: si alguno anhela obispado, buena obra desea. Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar, no dado al vino. No pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro, que gobierne bien su casa que tenga sus hijos  en sujeción  con toda honestidad, pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿Cómo cuidará la iglesia de Dios?. No un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. También es necesario  que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo. Los diáconos asimismo deben ser honestos, sin doblez, no dado a mucho vino, no codicioso de ganancias deshonestas; que guarden el ministerio de la fe con limpia conciencia.   Y estos sean  sometidos primero a prueba , y entonces ejerzan el diaconado, si son  irreprensibles. Las mujeres asimismo sean honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo, Los diáconos sean marido de una sola mujer, y que gobiernen bien a sus hijos y su casa. Porque los que ejercen bien el diaconado, gana para sí un grado honroso, y mucha confianza en la fe que es en Cristo Jesús“ ( 1 Tm.3: 1 - 13)
              “Pero tú habla lo que está de acuerdo con la doctrina, presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprensible, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros “  (Tito 2: 1, 7, 8 ).

El departamento de Ministerio de la Mujer existe para elevar, animar y desafiar a las mujeres adventistas en su diario caminar como discípulos de Jesucristo. La misión del departamento del Ministerio de la Mujer es en un sentido amplio, común a todos los cristianos.

0 comentarios:

Publicar un comentario